Revisemos algunos de los factores del medio en el que se desenvuelve el Trader, identificando los que impactan directa o indirectamente en su trabajo diario, e incluso en su salud, a veces.

Espacio.

Con todas las políticas de reducción de costes a que se ven sometidas las grandes organizaciones, cada vez es más escaso el espacio que tiene el individuo a la hora de desempeñar sus funciones.Una de las grandes ventajas del Trading, a nivel particular, es que nosotros somos los jefes de nuestro negocio. En función de la importancia que cada uno dé a este aspecto, debería reservarse más o menos espacio para trabajar cada día.Existen soluciones imaginativas, que no aumentan el coste y crean el clima propicio para desarrollar nuestra profesión en armonía y equilibrio ambiental.Os sugerimos que habilitéis zonas amplias, dentro del espacio que ya dispongáis, y que si es posible las hagáis multiusos, de forma que, por ejemplo, el salón de vuestra casa pueda convertirse durante gran parte del día, en la mejor de las oficinas que jamás soñasteis. Pensad en soluciones imaginativas. Hay muchas alternativas para respaldar con hechos aquel famoso dicho: “la mujer del Cesar debe serlo y parecerlo”. Es crítico que te sientas tan bien en tu espacio de trabajo, que te resulte agradable estar en él todos los días.

Condiciones de Luz.

La iluminación es un factor clave, que condiciona la calidad de vida y determina las condiciones de trabajo del Trader.Planifica la iluminación, orientando la luz de forma correcta, evitando reflejos. La luz natural ofrece muchas ventajas, siempre que sea posible.Nos os olvidéis que una instalación lumínica LED consume un 77% menos que la tradicional, produciendo grandes ahorros cada año y ayudando a reducir la emisión de CO2 a la atmósfera. El Trading Responsable, pasa por considerar todos estos aspectos, por pequeños que puedan parecer.Si es posible, situar siempre nuestra mesa de forma perpendicular a la ventana. De este modo, la luz solar incidirá de manera lateral sobre el área de trabajo, siendo muy importante para el Trader, en la visualización de las pantallas cada día.

Ruido.

Las personas sometidas a altos niveles de ruido suelen acusar una fatiga nerviosa que es origen de una disminución en el rendimiento del Trader.

Temperatura y Humedad.

Para cualquier trabajo intelectual, o físico en posición sentada, la temperatura óptima es de 18º a 24ºC y entre un 40% a 70% de humedad.Hidrátate de forma inteligente y utiliza una vestimenta adecuada.

Humedad y calidad del Aire.

Es obvio que para cualquier trabajo de este tipo se requiere una ventilación mínima razonable, siendo el oxígeno uno de los principales agentes para que nuestro cerebro funcione en buenas condiciones.Dispón de la ventilación del local necesaria para evitar el calentamiento del aire.Se requiere una velocidad del aire de 0,1 al menos.Está demostrado que los contaminantes pueden reducir la precisión requerida por algunos tipos de trabajos, entre los que se incluye el Trading.

Música de Ambiente.

Respondiendo a otro refrán bien conocido, “la música amansa a las fieras”.La profesión de Trader requiere que aplaquemos el animal que llevamos dentro y que a veces no nos permite pensar, razonar y analizar.Elige bien la música que te relaja y contribuye a tu estado de máximo rendimiento.Un secreto: repite una y otra vez la que te haga sentir bien, y sin darte cuenta, tu ritmo cardiaco será el deseable para enfrentarte al riesgo con naturalidad.

TV.

Si trabajas solo o con un número reducido de personas, pon una televisión con acceso a Bloomberg o a la CNBC, durante el Pre-Market y el After-Hours de la sesión. Si no dispones de un decodificador que te permita ver dichos canales, siempre puedes hacerlo conectándote a través de Internet (Bloomberg es gratuito) a través de otro portátil, diferente al que operes (para no sobrecargarlo) conectado a tu TV por HDMI, por ejemplo. Esto ayudará a convertir tu lugar de trabajo en tu “Sala personal de Trading”. Creednos, encontrarse en ambiente es simple, pero mágico y transformador.