Proprietary Firms


Debido a la muy conocida regla norteamericana “Pattern Day Trader”, en Estados Unidos toda cuenta con menos de $25.000, puede hacer tres operaciones intradía como máximo, cada cinco días. O dicho de otro modo, para ser un Swing/Day Trader, necesitas una cuenta de más de $25.000, independientemente del broker en el que tengas tu cuenta.

  1. A través de una proprietary firm, y juntando el capital de varios clientes, se consigue crear cuentas con más de $25.000. Hablamos por tanto que operan con cuentas globales u Ómnibus, con el riesgo asociado, ya comentado en el capítulo Riesgos de la quiebra del Broker.
  2. Frente a la SEC (Securities and Exchange Commission) todo perfecto, aunque se trata de una entidad legal en la que, ante una posible quiebra, nuestro capital no está garantizado ni asegurado ya que pueden prestar dicho capital (sin ser de ellos). No están reguladas por FINRA (Financial Industry Regulatory Authority), ni SIPC (The Securities Investor Protection Corporation), por ejemplo.
  3. Suelen ofrecer comisiones más atractivas que los Brokers regulados y con un apalancamiento 1:10, 1:20, 1:30, o incluso superior. También permiten acceso directo a los principales mercados bursátiles de Estados Unidos, depósitos mínimos muy bajos, se reciben “rebates” (comisión de compensación) por añadir liquidez vía ECNs, se permite apertura de cuentas a los ciudadanos de cualquier país del mundo, y en general disponen de muy buenas plataformas (ej.: Fusión, GT,  Laser, Sterling, Takion, eSignal, Colmex) pensadas para “Active Traders”, por una cuota mensual.
  4. No permiten mantener posiciones abiertas “overnight” y suelen reservarse un porcentaje de los beneficios del Trader.

Para contestar a la necesidad que muchos Traders tienen de poder hacer DayTrading con una cantidad menor a $25.000, surgen las Proprietary Firms, con sus ventajas e inconvenientes.


Discount Brokers


Repasemos ahora algunas de las características ofrecidas por los Brokers, con orientación Discount / Retail, de modo que podamos comparar esta opción frente a las Proprietary firms. También puedes consultar en otro capítulo la diferencia entre Dicount brokers y Full-Service brokers.

  1. No todos dan la posibilidad de Acceso Directo a mercados vía ECNs, y de los que lo hacen, muy pocos a su vez dan rebates por añadir liquidez.
  2. En el apartado comisiones, suelen aplicar una tarifa plana por transacción en el capítulo de acciones (salvo excepciones, p.e. Interactive Brokers lo hace tal como las proprietary firms), mientras en el de opciones, por ejemplo, suelen aplicar un enfoque mixto, dejando una parte de la comisión fija por transacción y otra asociada al número de contratos (“per share”). En definitiva, es difícil que los Brokers puedan competir en comisiones con las proprietary firms. Tienen estructuras de costes muy distintas en sus servicios y productos, y eso se tiene que notar obviamente.
  3. El Buying Power, o crédito que te concede tu broker para operar, suele ser el doble de tu capital, aplicando unos margin rates que en algunos casos pueden ser excesivos, de casi un 9%, ante determinadas condiciones de tamaño de la transacción. Cuando hablamos de DayTrading Buying Power, el broker suele permitir un apalancamiento 1:4.
  4. Los más avanzados ofrecen plataformas “Pro” dirigidas a los profesionales del trading o simplemente a traders activos (scalpers y daytraders). Las plataformas avanzadas suelen ser gratuitas si se realizan más de x transacciones por mes o trimestre, aunque no siempre es así.
  5. Casi ninguna plataforma pro de los Brokers ofrece la posibilidad de “Order flow” u “Order Books”, salvo excepciones (ej. TradeStation, TD Ameritrade e Interactive Brokers). Mientras casi todas las plataformas de las Proprietary Firms lo tienen, siendo una herramienta determinante para cualquier trader activo.
  6. Si analizamos ambas opciones bajo el prisma de la formación, los Brokers ganan por goleada en general, disponiendo de unos medios abrumadores, en algunos casos (ej. TD Ameritrade). Lo mismo sucede con sus comunidades online de traders (ej. TradeStation), o con las herramientas de análisis y research (ej. Charles Schwab).
  7. Cuando hablamos de entrar vendidos o “shortear”, hablamos de que el broker nos preste acciones. Este es un capítulo delicado y el cartel “hard to borrow” lo encontrarás más de la cuenta.

Los platos se encuentran encima de la mesa. Pueden elegir el que más les guste, en función del riesgo que quieran asumir, como siempre.