Este video corresponde a una ponencia que ofreció Warren Buffett a los estudiantes de un MBA en 2007.

Hablar de Warren Buffett es hablar de un genio de las finanzas que no necesita presentación.

Es el inversor de mayor éxito en el siglo XX. Buffett es accionista, presidente y CEO de Berkshire Hathaway. Ha creado una fortuna personal de varios billones (americanos) de dólares, invirtiendo en acciones y comprando compañías, a través de Berkshire Hathaway. La creó con $10.000 en 1965, y actualmente su valor es superior a $50 mll.

Le llaman el “mago/sabio de Omaha”, es un fiel seguidor del “Value Investing” y se le conoce por su austeridad personal, a pesar de su inmensa riqueza. Se desarrollo junto al que es considerado su mentor, Benjamin Graham.

Buffet resumió muy bien su estrategia de inversión en los siguientes puntos (fuente: wikipedia):

  • Nunca invierta en un negocio que no pueda entender, como tecnologías complicadas.
  • Si no puede ver caer un 50% de su inversión sin pánico, no invierta en el mercado de valores.
  • No intente predecir la dirección del mercado de valores, la economía, los tipos de interés o las elecciones.
  • Compre compañías con buen historial de beneficios y posición dominante de mercado.
  • Sea temeroso cuando otros son codiciosos y viceversa.
  • El optimismo es el enemigo del comprador racional.
  • La capacidad de decir “no” es una enorme ventaja para un inversor.
  • Gran parte de éxito puede atribuirse a la inactividad. La mayoría de los inversores no resiste la tentación de comprar y vender constantemente, pero la piedra angular debe ser el letargo, bordeando la pereza.
  • Las oscilaciones salvajes de precios están más relacionadas al comportamiento de los inversores que a los resultados empresariales.
  • Un inversor necesita hacer muy pocas cosas bien si evita grandes errores. No es necesario hacer algo extraordinario para conseguir resultados excelentes.
  • No tome seriamente los resultados anuales, sino los promedios de cuatro o cinco años.
  • Céntrese en el retorno de la inversión (no en las ganancias por acción), el nivel de endeudamiento y los márgenes de beneficio.
  • Invierta siempre a largo plazo.
  • Es absurdo el consejo de que “nunca se quiebra tomando un beneficio”.
  • Recuerde siempre que el mercado de valores es maníaco-depresivo.
  • Compre un negocio, no alquile las acciones.
  • Busque empresas con mercados amplios, fuerte imagen de marca y consumidores fieles, como Gillete o Coca Cola.
  • También son interesantes algunas compañías con marcas consolidadas pero que están infravaloradas por dificultades transitorias. Para buscar estas oportunidades, deben aprovecharse los mercados bajistas.
  • Busque compañías con gran capacidad de generación de efectivo y que, una vez en marcha, no necesiten grandes reinversiones.
  • Mientras más absurdo sea el comportamiento del mercado, mejor será la oportunidad para el inversor metódico.